jueves, 22 de noviembre de 2007

El viaje de ida


EL VIAJE DE IDA.
Yo no quería hacerlo, todo sucedió demasiado rápido.
Quería correr, quería escapar, estaba tan enojado.
Pero luego cuando me di cuenta de mi error ya era demasiado tarde.
Y ahora llegamos a donde estoy ahora.
Perdido, parado en medio de la nada, en un lugar totalmente desconocido.
Quién sabe si algún día me encontrarán.
Veo una figura, alguien que viene hacia mí.
La figura se acerca y puedo reconocerla, era mi madre.
El trayecto a casa lo recorrimos en silencio, sin embargo mi mente no cesaba de pensar.
Todos los pensamientos se mezclaban en mi cabeza.
Lo único que sé es que jamás volveré a tomar el colectivo sin preguntar adónde va.

2 comentarios:

paula luna dijo...

Muy bueno, Wendy, ¿lo escribiste para el blog o para el concurso?
Felicitaciones. Gracias por publicarlo.Paula

mario dijo...

me gusto mucho tu cuento
besitos papa